ALAVÉS - REAL MADRID El glorioso fue Ceballos

ALAVÉS - REAL MADRID El glorioso fue Ceballos

Dos goles del exbético salvaron a un Madrid que volvió a sufrir por su falta de puntería. Cristiano y Pedraza tiraron dos veces al palo. Leer más »

Cerca de 200 niños se dieron cita en el VIII Trofeo Santísimo Cristo de la Sangre

Cerca de 200 niños se dieron cita en el VIII Trofeo Santísimo Cristo de la Sangre

El Campo Municipal de Fútbol “San Francisco” de Torrijos (Toledo) acogió este domingo el VIII Trofeo Santísimo Cristo de la Sangre Alevín, organizado por la Peña “Real Madrid Mazacotero” Leer más »

Ya esta disponible nuestra app

Ya esta disponible nuestra app

Descargate nuestra aplicación desde cualquier dispositivo movil Leer más »

Torneo de Peñas del Real Madrid en Valdebebas

Torneo de Peñas del Real Madrid en Valdebebas

La Peña Real Madrid Mazacotero de Torrijos participo en este torneo con dos equipos, uno alevin y otro benjamin. Leer más »

Homenaje del Real Madrid a Ángel Nieto

Homenaje del Real Madrid a Ángel Nieto

Florentino Pérez entregó a su familia la insignia de oro y brillantes del club a título póstumo. Leer más »

80-72: El Real Madrid no puede acabar la pretemporada con triunfo

80-72: El Real Madrid no puede acabar la pretemporada con triunfo

El Bayern venció a los blancos en un encuentro que se disputó entre las terminales 2 y 3 del aeropuerto muniqués. Leer más »

 

Isco acapara elogios

1504484549_276768_1504484695_portada_normal_recorte1

Hay algo en los entrenadores que les advierte repetidamente de que lo bonito y lo bueno suelen ser antónimos. Isco cumplirá 26 años en abril sin haber acudido a una Eurocopa o un Mundial, suceso inexplicable en un futbolista cuya actuación ante Italia recorrió los principales medios de comunicación del mundo. En cierto modo, se convirtió en nuevo promotor de la marca Selección española. Globoesporte, de Brasil, calificaba de “barbaridad” su actuación y hablaba de “las pesadillas que padeció Verratti”, víctima de un caño y un sombrero del malagueño en seis minutos. Y junto a la catarata de elogios ofrecía con admiración un vídeo con los 62 toques que los jugadores de la Selección española Sub-21 dieron en una práctica de fútbol tenis. Un jugador y un estilo de nuevo en boca de todos.
Isco llegó con 14 años al Valencia, procedente del Atlético Benamiel, y debutó con 18 años en un partido de Copa ante el Logroñés. Metió dos goles, uno tras limpiarse a cuatro contrarios. En el siguiente año y medio sólo jugó seis partidos con el primer equipo, ninguno como titular. Los entrenadores empezaban a sospechar de su arte. En 2011 el Málaga pagó su cláusula de 6 millones. El entonces director deportivo del Valencia, Braulio Vázquez, intentó evitarlo con un nuevo blindaje. Ya era tarde. Algunas voces en el club hablaron de que su salida “era un buen negocio”. Algún compañero del filial, como Saúl, calificó su marcha de “pérdida brutal”.

También en la Selección y en el Madrid ha pedaleado cuesta arriba. Con España le hizo debutar Del Bosque en 2013, pero no le dio un partido completo hasta 2014, una vez perdido el tren del Mundial. En la Eurocopa de 2016 fue uno de los dos descartes de la lista de 25. Con Lopetegui ha jugado siete de los ocho últimos choques, pero sólo uno completo. En el Madrid, cerró su mejor temporada, la pasada, con el número más bajo de partidos en Liga y Champions desde que llegó al club. Jugó 700 minutos menos que el segundo año de Ancelotti y fue titular en menos de la mitad de los partidos de las dos grandes competiciones. Sólo la baja de Bale y su imparable ascensión le colocaron en el equipo y en su puesto de mediapunta.

La Gazzetta dello Sport retrataba ayer esa peripecia: “Si el Manchester lo descartó antes de que llegara al Madrid por el tamaño de su cabeza tendrá ahora lágrimas en los ojos. ‘El Gordito’, como le apodaban cuando daba las primeras patadas en las calles de Benalmádena, es ahora un mago. Con una varita mágica en lugar de pies”.

L’Equipe relató que ante Italia “Isco hizo el mejor partido de su carrera con La Roja. Ofreció un festival de fútbol total, de facilidad técnica, de inteligencia táctica y de despliegue físico”. David Bettoni, compañero en los cadetes del Cannes de Zidane y ayudante del técnico en el Madrid, explicó que Isco “es capaz de jugar al más alto nivel con el mismo espíritu y la misma desenvoltura que en las pachangas con sus amigos en la calle”. El argentino Olé le pegó un brochazo de humor al excelente partido del madridista: “España le rezó al Papa FrancIsco y fue Isco, con sus goles divinos, el que le dio a la Roja un gran empujón hacia el Mundial de Rusia al convertir dos goles en el 3-0 frente a Italia. El jugador del Real, que tiene una cláusula de 700 millones, fue el abanderado del triunfazo”. Y la ESPN remató: “Durante toda la semana, Asensio, de forma justificada, fue el nombre más reclamado. Pero Isco eclipsó a todos, incluso a Villa”. Fue cosa de magia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *