REAL MADRID-REAL SOCIEDAD

Remiro estropea la mejoría

Hay pinchazos que no merecen disculpas. Si acaso, el reproche menor por la falta de templanza en el momento de la verdad. El Madrid jugó a lo grande, para ganar, mucho mejor de lo que la ha hecho en la mayoría de sus victorias de esta temporada, empequeñeció a la Real, puso nervio, velocidad a la circulación y precisión en el pase. No fue suficiente ante un portero acertadísimo, Remiro, que le sacó tres mano a mano a Vinicius. Partidos así se marchan sin más explicación que el acierto ajeno, que no es consuelo cuando el Barça, jugando peor, anda ya a cinco puntos. El equipo de Imanol, aun inferior, también tuvo respuesta. Especialmente de Kubo, que dejó el mensaje de que quiere volver. La tiene en todos los campos y en todas las circunstancias, algunas adversas, y eso le hace candidato a todo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*