El Madrid nunca deja de ganar Los blancos ganan su Liga 36, el 22º trofeo de la era Laso, tras superar al Barça en cuatro de los últimos cinco Clásicos, incluida la Final Four. Tavares, MVP con 41 de valoración.

Érase una vez un equipo indestructible, uno que nunca paró de remar, ni en la tempestad más angustiosa, de luchar y creer. Uno que nunca dejó de ganar, contra viento y marea. Uno que hace tiempo que aparece con letras gigantes en la historia del mejor club de Europa, que ha traído muchas décadas después otra edad de oro al baloncesto blanco. El Madrid de la era Laso que ha alzado al cielo su 22º trofeo, la Liga número 36 en el palmarés merengue tras abatir al ogro culé (81-74 y 1-3). Un Madrid que es también el de Chus Mateo, un técnico de la casa que ha visto mundo y que ha estado magistral ante el Baskonia y en la final: temple, preparación, buenas decisiones y rotaciones perfectas en ausencia del vitoriano por ese infarto que sufrió hace dos semanas. Y el del coloso Tavares, MVP con 25 puntos (9 de 11 de dos y 7 de 7 desde la personal), 13 rebotes y 41 de valoración. A lo Sabonis.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*