Argentina-España: cinco madridistas, a por el oro

Argentina-España: cinco madridistas, a por el oro

Llull, Rudy, Campazzo, Deck y Laprovittola disputan la final del Mundial de China (domingo, 14:00 h, Cuatro). Leer más »

LIGA ENDESA | BARCELONA 68 - MADRID 74 (1-3) La quinta de Laso: Campazzo y Tavares encumbran al Madrid

LIGA ENDESA | BARCELONA 68 - MADRID 74 (1-3) La quinta de Laso: Campazzo y Tavares encumbran al Madrid

Celebra en el Palau su Liga número 35, la quinta de Laso y la cuarta en las últimas cinco temporadas. Tavares dominó el rebote y Campazzo fue el MVP: 15+9+6. Leer más »

REAL MADRID FEMENINO El Real Madrid tiene dónde elegir: Marta, Jenni Hermoso, Vero Boquete, Virginia, Charlyn...

REAL MADRID FEMENINO El Real Madrid tiene dónde elegir: Marta, Jenni Hermoso, Vero Boquete, Virginia, Charlyn...

El Real Madrid tiene mucho y bueno dónde elegir. Desde la legendaria Marta, Vero Boquete y muchas de la Liga Iberdrola, como Jenni Hermoso, que acaban contrato. Leer más »

Ya esta disponible nuestra app

Ya esta disponible nuestra app

Descargate nuestra aplicación desde cualquier dispositivo movil Leer más »

4-1: ¡Séptimo Mundial de Clubes!

4-1: ¡Séptimo Mundial de Clubes!

Los goles de Modric, Llorente, Ramos y Nader, en propia meta, dan la victoria ante Al Ain y hacen campeón del mundo al Real Madrid por tercera temporada consecutiva Leer más »

REAL MADRID-LEVANTE  El mejor Madrid también sufre

REAL MADRID-LEVANTE El mejor Madrid también sufre

Primera parte soberbia del equipo de Zidane y de Benzema, que hizo dos goles, y mal final ante un Levante crecido. Debutaron Militao y Hazard. Marcó Mayoral y pidió perdón. Leer más »

 

REAL MADRID-CELTA Resucitan Bale y el Madrid

1566046955_608978_1566060399_noticia_normalDe pronto, todo se puso de parte del Madrid. Incluso lo inesperado: Bale, Courtois, Marcelo, el gol y la suerte. Los cinco pilares sobre los que se sostuvo en Balaídos ante un buen Celta, abrillantado por Denis Suárez, que le hizo pasar un trago a Odriozola. Quedó un partido magnífico con el tabasco del VAR, que le quitó justamente un gol al Celta y que se entrometió en una falta leve de Modric para mandarle al calabozo con más de media hora de juego por delante. El Madrid defendió, antes y después, con más dedicación de lo habitual, con la sana intención de construirse desde atrás, por donde empiezan los mejores proyectos según el manual.

Fue la del Madrid una alineación impensable a principios de verano, sin fichajes (Hazard, el parche de platino, se ha roto para un mes), y con uno de los presuntamente derogados, Bale, en el once, y otro, James, en el banquillo. A fuerza de ofertas insatisfactorias, uno y otro han enlazado con la cola del pelotón. Y viendo los descartes, el colombiano ya supera a Valverde, ese proyecto uruguayo que despertó en Zidane más confianza que Llorente o Ceballos, y a Bale le da incluso para ser titular. Queda la sensación de que, en contra de lo esperado, el Madrid no ha pasado por el quirófano para quitarse la celulitis, pero su suerte ha cambiado.

Sin embargo, y en contra de la norma general en pretemporada, empezó ganando. Lo hizo mientras el Celta, empujado por una hinchada renacida, buscaba su sitio en el partido y en el mundo. Y lo hizo en jugada de Bale por la izquierda, su suerte natural, con arrancada, dos quiebros a Araujo y pase para que embocara Benzema, ese nueve de vocación tardía. El galés había empezado en la derecha, con Vinicius al otro lado, en un 4-3-3 clásico, alejado de los ensayos con gaseosa de la pretemporada, pero el lance le llevó a la otra banda para despegar al Madrid en el marcador. El Celta reclamó una falta previa de Casemiro al ‘Toro’ Fernández que no lo pareció. Eso ha sido Bale desde que llegó al Madrid y eso ha sido lo que casi le saca del club: mucha ciencia y poca persistencia.

Pero no se juega bien de la noche a la mañana. Sin arrastrar los pies como en la pretemporada, el Madrid no utilizó su gol como agarradero para someter al Celta. Bien al contrario, el equipo de Escribá se recondujo desde Iago Aspas, que no es sólo su goleador sino la banda sonora del equipo y hasta del club. Le regaló medio gol a ‘Toro’ Fernández, el morlaco que reemplaza a Maxi y al que un leve toque de Varane sacó de plano. También pellizcó el Celta por los costados, con Brais Méndez y Denis Suárez, dos jugadores puntiagudos y con desborde, especialmente el exazulgrana, refuerzo mayúsculo. Incluso con Kevin, un lateral al que Vinicius, que parece haber perdido los cascabeles, no quiso ver en campo propio, pero el Madrid defendió con un orden desconocido, permitiendo poco.

Es más, aun sin la pelota, las mejores aproximaciones fueron suyas. Dos paradas decisivas de Rubén le evitaron un mal mayor al Celta: la primera, a remate cruzado de Modric; la segunda, en zurdazo brutal en carrera de Bale. El galés, material reciclado, fue la bandera del Madrid en la primera parte: veloz, poderoso, rematador y hasta sacrificado. Un salto mortal de descarte a fichaje.

Con todo, el Celta pudo irse con el empate al descanso. El VAR fue el salvavidas de Odriozola, que perdió insensatamente dos veces la pelota ante Denis. En la segunda, el balón acabó en Aspas, al que hizo penalti, pero antes de que Estrada lo señalara, Brais batió a Courtois. De Burgos Bengoetxea, desde el VOR de Las Rozas, apreció el fuera de juego del propio Aspas que se le escapó al asistente y alivió al Madrid cuando Balaídos llevaba ya medio minuto celebrándolo.

La segunda mitad agudizó el calvario de Odriozola. El peor defensa del Madrid frente a la mejor arma del Celta, Denis Suárez. El hambre y las ganas de comer compartiendo banda. En dos pases del extremo pudo empatar el Celta. Courtois y Casemiro lo evitaron. Y entonces llegó la expulsión surrealista de Modric. Intentó cortar un avance de Denis Suárez, no lo logró y pisó leve e involuntariamente al vigués. Desde Las Rozas mandaron a Estrada al monitor y el colegiado consumó la barbaridad. La cosa ya era una crónica de sucesos. A una parada milagrosa de Courtois sucedió un gol alemán de Kroos, desde 20 metros, junto a la escuadra, ese producto que hace décadas exportó la Bundesliga. El Celta, que bordeaba el empate, se vio en la lona, pero aún así apretó hasta el final ante un Madrid obligado a amurallarse, incluso desde el banquillo, con la entrada de Lucas Vázquez, que llegó para proteger y acabó goleando. Luego recortó Losada, pero el Madrid ya había declarado, de improviso, el estado de optimismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies